Home » Uncategorized » ¿Porqué deben bailar los niños?

¿Porqué deben bailar los niños?

El ejercicio físico y el bienestar del organismo es base fundamental para el buen funcionamiento corporal y mental, teniendo en cuenta que ambos aspectos debemos de fomentarlos desde la niñez para el buen desarrollo personal. Sin embargo parte de la tecnología ha sido un pequeño bloqueo ​al estilo de vida de quien realiza escasa o insuficiente actividad física o deportiva, puesto que en la actualidad desde la niñez los padre de familia inducen a que la tecnología sea parte del diario vivir sin importar edades. Lo recomendable es fomentar el ejercicio tanto físico como mental desde pequeños, evitando cualquier clase de dispositivos que pueda ser obstáculo, ya que dicho inconveniente da lugar a la obesidad infantil, no siendo esto un buen ejemplo hacia ellos. Según la OMS: “Los niños obesos tienden a ser obesos; siguen obesos en la edad adulta y están propensos a enfermedades no transmisibles como la diabetes”.

Aumentar la actividad física garantiza la buena salud a toda la niñez, ya que realizando ejercicio, les ayuda también a desarrollar habilidades como la coordinación, seguir instrucciones, convivencia y creación de hábitos. Lo recomendable es realizar cualquier tipo de ejercicio aproximadamente una hora diaria para volverlo parte del estilo de vida y que esto mismo les beneficie para su buena salud. Así mismo como padres de familia inculcar a los niños a ser parte de los proyecto educativos beneficiándose a su buen desarrollo tanto en deportes y tiempos de recreación; estando al aire libre, a trabajar en equipo y una de las bases fundamentales que es mejorar su estado emocional. La Médica Fiona Bulls, directora del programa de Vigilancia y Prevención Poblacionales de Enfermedades No Transmisibles de la OMS, dice que aumentar la vida física “garantiza un sueño de calidad para los niños pequeños, a la vez que mejora su salud física y mental

Una buena opción sería el Baile mediante coreografías ya que les ayuda a estimular la memoria y desenvolverse físicamente. De igual manera, someterse al proceso de estimulación cerebral, rítmico y auditivo; en casos es bastante eficaz realizar este tipo de actividades con alumnos de déficit de aprendizaje ya que puede funcionar como terapias para crearles seguridad y ayudarles a que se sientan capaces de realizar cualquier tipo de labor.

El baile contiene variedad de beneficios puesto que coopera a que los niños se mantengan activos; tanto físicamente como mentalmente. Además de diversión lo tomarán como una responsabilidad para poder realizar cualquier coreografía con eficacia y exactitud, gozando de su capacidad de aprendizaje, influyendo positivamente a su rendimiento académico.

Es sumamente importante que desde la niñez aprendan a socializar con más personas para que puedan así en grupo seguir instrucciones, desarrollando afinidad y unidad para trabajar en equipo; compartiendo algo saludable. También estimulan la circulación de la sangre y el sistema respiratorio en relación con el delicado problema de la obesidad infantil, favoreciendo en su mayor parte a la eliminación de grasa. Posterior a esto, se otorgan el beneficio de la elasticidad que contribuye a corregir posturas de columna, desarrollándose físicamente en actividades relativamente divertidas sintiéndose seguros de ellos mismos y nosotros como padres satisfechos de verlos felices y saludables.

“En ocasiones los padres de familia no nos damos cuenta de que volvemos sedentarios a nuestros hijos y esto hace que la mente también se vuelva sedentaria, lo cual provoca que envejezcamos con mayor rapidez” explica Rocío Marroquín directora de la Academia de Teatro Musical Stage.

Extraído de: https://pressreader.com/@nickname13372913/csb_xGRgImhYLqWGOpfScCK6FmsBND2DLc2CvluSct7QbuTJEYP6Wp8bZlhulgtXJXbf